Bolsos falsos y humanos falsificados

Publicado en por elincomodador

A veces las copias superan al original. Y no me refiero a los bolsos de Loewe.

Las copias a las que me refiero también son de piel, pero no tienen un símbolo serigrafiado.

Las copias a las que me refiero son humanas, personas que tratan de copiar comportamientos y actitudes en busca de su propia comodidad.

Lejos de venderse en un mercadillo, se ofrecen en despachos a los que llegan a veces de casualidad y otras por ser mercancías que pululan de mano en mano.

Superar al original, al modelo humano al que han copiado es fácil. Se mimetizan, adoptan comportamientos y actitudes que no les corresponden y encima al igual que los zapatos falsos, pasan  por alto los controles de calidad.

Y un día la copia deja ver su verdadera identidad, es como si su piel cayera a trozos como en aquella serie de lagartos de la tele. Entonces el que hizo la compra se da cuenta pero …no puede reclamar, no puede exigir  porque claro la calidad se paga, las firmas se cotizan y la exclusividad tiene un precio.  

Así que en el fondo las copias humanas existen porque hay compradores que necesitan rodearse de colaboradores con presunto prestigio, al menos hasta que la piel se caiga y haya que comprar un bolso auténtico.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post