Chico busca vegetariana

Publicado en por elincomodador

Lo de ligar por internet está llegando a una profesionalización exquisita.  Ya no están de moda las páginas sobre gustos o tendencias sexuales. Ahora lo más para esto del ligoteo por la red  son las páginas en donde los candidatos pueden buscar a alguien según sus apetencias culinarias. “Hombre, 32 años, educado, 1.77, moreno, busca chica a la que no le guste la carne”.

Así es, en la era de las tecnologías y de las relaciones virtuales ahora lo más son las páginas de vegetarianos, carnívoros, adictos a la comida basura  y no te extrañe que de celiacos. Tiempo al tiempo. Mi amiga Ana Conda me dijo anoche que hasta que no se cree una página de adictos a las pastillas de goma ella pasará de inscribirse en estas páginas.

Resulta que ahora ya no se buscan preferencias en la cama, ni aficiones similares. No. Ahora hay quien para echar un polvo o tener un inicio de relación pide que no comas carne o que solo bebas leche de soja. Y leyendo lo que yo mismo escribo me pregunto…¿hasta dónde llegará la gilipollez humana?

Si eres un adicto al deporte lo normal es que te guste estar con alguien a quien madrugar un domingo para escalar una montaña no le suponga un esfuerzo. Si te gusta viajar lo normal es que te intereses por personas a las que no les de miedo volar. Y si lo que más te apasiona es leer, mejor no salir con alguien que lo único que lee es el cartel de” libre” de los taxis. Eso  lo entiendo. Ana Conda ha llegado a salir con gente que odiaba el tabaco, pero ella dice que lo subsanaba porque nunca fuma en la cama.

Lo que no entiendo muy bien es que sea necesario que la persona que comparta tiempo y espacio contigo (y con suerte fluidos) no coma carne  o que no tome lácteos. Pero es lo que hay, vamos que lo tomas o lo dejas. De todos modos quien entre a esas páginas sabrá de antemano qué tipo de perfiles se encontrará.

Yo por si acaso seguiré comiendo de todo. Ser omnívoro se convertirá en una excentricidad hasta para ligar, pero mi  salud me  lo agradecerá.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post