Empezar

Publicado en por elincomodador

Empezar no es fácil, no creo que nadie haya afirmado tal tontería. Porque empezar  es como volver a respirar por primera vez, los pulmones hacen su trabajo lentamente y aunque necesario, el oxígeno molesta y hasta ahoga.

Empezar no es fácil. Sobre todo cuando hay que desmontar absurdas conspiraciones y teorías de quinceañero que no llevan a nada. Terminar lo mal acabado y mejorar lo hecho es costoso.

Entre los propósitos de este 2012 está el de retomar mi pasión por las letras y tal y como me dijo el de la gallina negra, no dejar de escribir.” Puede que ahí aparezca tu golpe de suerte”, eso fue lo que me dijo.

Otro propósito es no juzgar, sino observar y luego comprender o no . Las cosas no son como queremos y una rabieta no las cambia, las empeora.

Mi deseo es que todo sea más sencillo, porque en la sencillez está la solución a lo complicado. Que ellos crezcan con el amor de sus padres y abuelos, que ella siga siendo mi hermana, que él vuelva a serlo, que ella 2 comparta más tiempo del suyo conmigo y que el otro él, no el 2 sino el 1 siga ahí, respirando el mismo aire de la misma habitación.

Empezar no es fácil, pero más difícil es aún n o saber cuándo empezar. No tener ganas, no disponer de tiempo o  simplemente no  encontrar el modo de hacerlo puede ser el verdadero suplicio. Una vez  se empieza, ya habrá tiempo de parar, para acabar lo empezado.

Empiezo a contar la gente que quiero y no acabo. Me gusta. No quiero acabar de contar, no quiero terminar de saber cuántas personas me importan.

A todas ellas va dedicado este primer post de 2012. Y a mí, porque he sacado fuerzas para empezar. Y empezar no es fácil

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post