Ligar con un café

Publicado en por elincomodador

Hay mucha gente que desea encontrar al amor de su vida pero  no se dan cuenta de que están cometiendo el mismo fallo una y otra vez.  Como me explicó anoche Ana Conda, no hay nada peor que empeñarse en salir por la noche para ligar. Por la noche hay que salir para lucir modelito, pasarlo muy bien y si es posible, dice, tomar unos cuantos gin tonics en buena compañía. Desde luego y pensándolo bien, no tiene sentido aprovechar la oscuridad de una discoteca, el alto volumen de su música y el mareo propio de haber bebido unos chupitos, para conocer a alguien con el que quieras pasar un rato de tu vida.

En esas circunstancias y con todos esos factores en tu contra, si conoces a alguien con el que tener una conversación ya puedes sentirte un privilegiado. Por eso lo mejor para ligar no es la noche, es el día. Quedar con alguien que te interese para desayunar es, hoy por hoy, lo más sensato que puedes hacer. Eso sí, también te puede pasar que quedes a desayunar y en la cafetería en cuestión haya más conocidos y amigos que en la discoteca.

 

¿No es más importante saber si esa persona toma café o zumo de naranja, si prefiere cereales o si toma la leche fría, antes que saber si bebe ron o whisky y con qué refresco lo mezcla? Al fin y al cabo vas a pasar más días de desayuno que noches de fiesta con esa persona. Excepto la primera semana en donde por la novedad desayunarás más bien poco.

Dicen que el desayuno es la comida más importante del día, y eso debe ser por algo. O sea que tal y como me explicó Ana Conda, cuando alguien te interesa hay que quedar para desayunar. Mejor sábado o domingo por eso de poder alargar la jornada en el caso de que haya buen rollo.

Ligar es cada día más difícil, por eso ya no está de moda perder el tiempo y el dinero en ir al cine para conocer a alguien. Ahora lo mejor es compartir un sándwich mixto y un café con leche y así  evitas echarle la culpa de lo que pase al alcohol. En todo caso la responsable será la leche condensada que le quedó en la comisura de los labios y que tanto asco te dio.

 

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post