Un bloguero o un cadáver

Publicado en por elincomodador

Hubo un tiempo en el que ser bloguero de moda era el nuevo negro.  Muchos se lanzaron a abrir un blog sin tener idea de moda, de redacción, de fotografía o lo que es aún peor: creyendo que todo eso no importa.

Creo en la gente autodidacta, es más, me fascina. Lo que no soporto es ese tipo de personas que sin saber de algún tema  afirman, sentencian y hasta se creen lo que dicen. Seamos sinceros, el fenómeno “ hola que tal soy bloguero de moda”  ha muerto, y lo peor es que ha dejado cadáveres esparcidos por la red. Algunos muy feos por cierto.

 

Solo la constancia de algunos y el empeño de otros ha logrado que alguien sobreviva, y como en cualquier especie la naturaleza ha hecho el resto. Aquí la selección ha sido a base de no visitar sus páginas, no leer sus mediocridades y no mirar ni con un solo ojo a sus terribles fotos.

 

Hace una semana, en un master de moda en comunicación (porque hay que formarse), un experto en marketing on line, nos explicaba que suelen hacerse rastreos para saber si realmente un blog tiene tantas visitas como sus dueños dicen tener. Sentí vergüenza al ver un listado de los 20 peores blogueros y comprobar que cuatro de ellos los conocía. Ninguno pasaba de las 6 visitas a la semana, y uno, una vez me envió un mail para cubrir un acto que yo presentaba y textualmente me dijo “y así dar publicidad del evento en mi blog, que tiene más de 2000 visitas diarias”.

 

Tener un blog de moda no te convierte en  modelo, ni en  diseñador, ni en estilista, ni en periodista,  ni en fotógrafo. Todo eso se estudia, la verdad que nunca a un módico precio no te voy a engañar, y además requiere esfuerzo.  Así que si puedes contribuir a tener una red más viva y con menos muertos, te lo agradezco.

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post