Vivir sin sexo

Publicado en por elincomodador

Una periodista francesa muy popular en su país, ha contado en su blog que ha decidido estar sola y no mantener más relaciones sexuales “deprimentes”. Se queja esta mujer de 49 años, de estar harta de no encontrar a un amante en condiciones y por ese motivo ha soltado una frase que pasará a la historia: mejor sola que mal follada.

Aclara en su artículo que no renuncia al sexo sino a la compañía, vamos que seguirá autocomplaciéndose cuando así lo crea oportuno pero nada de rozar su piel con otra ni de compartir sus fluidos con los de un desconocido. No se trata de comodidad o de escrúpulos, sino de ser práctica y evitar perder el tiempo con algo, que dice,  no le aporta nada.

Esta declaración que debería ser un ejemplo de buenas intenciones y madurez se ha interpretado en su país como el reconocimiento público de su lesbianismo. A ver, a ver que  me pierdo. Esta señora lo único que ha escrito es que está muy harta de tener sexo con hombres inmaduros, que no logran satisfacer sus deseos y que a cambio de un rato de sexo se creen con derechos. En ningún momento anuncia que empezará a gozar con otras mujeres o que ya lo haya hecho.

Lo que a mí me ha parecido la libertad más absoluta y una demostración de decir  lo que piensa,  para otros muchos es una falta de respeto  hacia el sexo masculino. Las conductas sanas siempre son criticadas, si haces el  amor todos los días malos, si no lo haces y te masturbas malo también. Lo único malo es tener una mente retorcida, de resto todo va bien.

Dice Ana Conda que ella no  renunciaría jamás a tal placer, a pesar de los malos amantes que han pasado por su cama. Al menos por ahora no tiene intención. Creo que en la declaración de la periodista francesa hay algo que se le ha escapado a mucha gente, ella no dice que renuncia para siempre a tener sexo con un hombre sino que su decisión es “temporal”, con lo que en definitiva ha logrado que hablemos de ella y de su blog casi sin mérito, pues son muchas las personas que toman esta decisión e incluso desde edad más temprana.

En conclusión, vamos a dejarnos de tonterías y de preocuparnos de lo que realmente importa. Y el sexo consentido , a cuatro manos a dos o a un pie,  a estas alturas ya no debería ni importar ni escandalizar.

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post